Un pequeño tesoro

Este apartamento de tan sólo 36 m2 nos entusiasma, no sólo por el ingenio decorativo si no por la dulzura y paz que desprende. Hablamos de líneas románticas y muy dulces, propias del estilo escandinavo.

El suelo y paredes en blanco junto con algunos mobiliarios pintados también en dicho color son la opción más acertada cuando se trata de viviendas de dimensiones reducidas, ya que, como hemos comentado en otra ocasiones, las tonalidades claras aumentan la sensación de espacio a nivel visual.

Vemos detalles que encandilan, como la cadena que cuelga del techo para colgar los trajes haciendo la función de armario, muy original.

Como ven se distribuye el espacio de la mejor manera posible para aprovecharlo al máximo. No se pierdan las imágenes:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17

Vía

 

Empresas colaboradoras: