Nuestro equipo

Hablar de una compañía como ideamat es hablar de su equipo de trabajo. Y en la nuestra, nos sentimos especialmente orgullosos de nosotros mismos, como equipo, de nuestras aportaciones, de nuestra involucración y de cómo “sentimos” nuestro proyecto, un proyecto que va más allá de una empresa de reformas, para convertirse en una entidad que pone a su disposición todo un mundo de servicios.

Orgullosos de nosotros

Comenzando por el conjunto de socios fundadores de la compañía, resaltamos su aportación profesional, fruto de una dilatada experiencia en distintos sectores de actividad, tales como: Rehabilitación y reformas, Tecnología y Sistemas de Información, Comercial, Marketing, Finanzas, RR.HH., … etc.

Su marcada orientación a la gestión de servicios altamente competitivos y exigentes constituye una inestimable contribución a la mejora de la eficiencia y calidad que siguen requiriendo las funciones empresariales que se llevan a cabo en el sector de la rehabilitación y las reformas de todo tipo de inmuebles, logrando con ello una ventaja competitiva de alto valor y diferenciación para nuestra compañía.

Del conjunto de profesionales y colaboradores de  nuestra compañía (arquitectos, interioristas y, en general, el conjunto de profesionales de cada actividad u oficio), resaltamos su profesionalidad y su “gusto por las cosas bien hechas”. Son las “mentes” y las “manos” que hacen posible lograr ese preciado tesoro: la satisfacción del cliente, aspecto clave para el futuro de cualquier compañía.

Pero con independencia de las aportaciones y experiencia de cada persona, el equipo en su conjunto aporta y comparte valores tan importantes como: ilusión, entusiasmo, esfuerzo y un incuestionable compromiso con nuestros clientes y con nosotros mismos. Esto es, precisamente, lo que nos hace fuertes y lo que nos hace mejorar y aprender de nuestros propios errores.

Aportaciones y valores se funden en lo que constituye nuestra filosofía de compañía, la cual se fundamenta en dos fuertes pilares:

  • De un lado, la aportación de valor a nuestros clientes, de forma neta y diferencial, en cualquiera de las múltiples facetas que pueda requerir un proyecto o trabajo: ideas y soluciones, gestión, calidad, transparencia, plazos, precio, garantía, … etc.
  • De otro, nuestra firme convicción por trabajar por la satisfacción de nuestros clientes y su tranquilidad, evitándoles sobresaltos, sorpresas o riesgos imprevistos.

Con estos “mimbres” responderemos a la confianza que deposite en nosotros, si decide darnos la oportunidad de trabajar con usted.

Empresas colaboradoras: