Estudio de 12 m2

En varias ocasiones les hemos demostrado que sí es posible vivir en espacios reducidos. Lo que prima es el ingenio, un buen diseño arquitéctonico y una correcta elección en cuanto al mobiliario del hogar así como elementos decorativos.

Hoy hablamos de una habitación de tan sólo 12 m2  convertida en un estudio para dos violinistas amantes del desafío. Totalmente diáfano ya que este pequeño espacio no ofrece la posibilidad de ser dividido. Cuenta con cocina, un baño y un dormitorio-salón; lo necesario para cubrir las necesidades básicas.

Les dejamos con las imágenes de este gran proyecto:

Vía

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

 

Empresas colaboradoras: