Cuarto inspirador

Hoy les enseñamos una estancia llena de detalles y estilo decorativo para que se puedan inspirar y anotar ideas. Hablamos de un dormitorio, más inclinado a niños y adolescentes.

Pintar una sola pared de la estancia es una técnica cada vez más utilizada ya que permite otorgar un toque de alegría o distinción/formalidad al ambiente en función del color utilizado sin dar sensación de agobio al quedar las demás paredes despejadas.

Utilizar la pared pintada para colocar y colgar todo tipo de cuadros y estantes con nuestros detalles personales optimiza el espacio ya que al utilizar esta pared de color y dejar las demás en blanco “agranda” las dimensiones a nivel visual.

Un cabecero simple con el edredón y los cojines con dibujos originales es una idea de lo más acertada. Es importante apuntar que en decoración siempre se busca el contraste, aquella perfecta combinación que llame la atención.

1 2 3 4 5 6 7 8

Vía

 

Empresas colaboradoras: