Apartamento masculino

Las paredes de ladrillo visto, una moto como elemento decorativo en el salón y los cristales transparentes que cumplen la función de paredes en el cuarto de baño, son algunas de las características decorativas que podemos encontrar en este apartamento masculino de 114 m2.

Hablamos de un espacio, amplio, luminoso y diáfano que cuenta con el contraste de la madera, el ladrillo y los techos lisos en blanco, ofreciendo así, un espectáculo visual muy interesante.

En ausencia de colores llamativos y vivos, la combinación de los existentes es impecable. Se sigue una paleta de colores caracterizada por los tonos tierra propios de la madera y el ladrillo a conjunto con los detalles marinos del salón y las tonalidades más claras de la cocina, cuarto de baño y habitación.

Vean las imágenes de este hogar de aire industrial:

1 2 3 4 5 6 7 8 9

Vía

 

Empresas colaboradoras: