56 m2

Este apartamento de la década de los 30 fue remodelado y reformado para convertirse en un hogar marcado por la tendencia escandinava, un estilo propio y detalles que marcan la diferencia.

Cuenta con 56 m2 y tres estancias repartidas entre la cocina, salón-comedor, dormitorio y cuarto de baño. La cocina, el salón y el comedor comparten un mismo espacio marcado por la pared de ladrillo antiguo que otorga a la vivienda un toque industrial.

Vean:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14
15

Vía

Empresas colaboradoras: