La clave

En numerosas ocasiones cuando oímos hablar de apartamentos de menos de 60 m2 nos echamos las manos a la cabeza pensando que son espacios demasiado reducidos y sólo en parte, tenemos razón. Y lo decimos de esta manera porque es una realidad que son viviendas de dimensiones reducidas pero no por ello más incómodas o menos cálidas o atractivas si no, todo lo contrario. La clave reside en encontrar un punto de equilibrio y para ello necesitamos indagar en nuestro propio interior, averiguar qué queremos que nos transmite un hogar cuando estamos en él, en definitiva, fijar unos objetivos básicos que giran en torno a la calidad de vida e intentar por todos los medios que nuestro hogar nos lo proporcione.

Necesitamos crear armonía en nuestra vivienda y ésta sólo se consigue con una buena distribución del mobiliario y organización del espacio. El equilibrio de las tonalidades, jugar con las alturas y el estilo minimalista son algunos puntos a tener en cuenta en nuestra lista a la hora de decantarnos por espacios pequeños.

Un muy buen ejemplo de todo lo que estamos hablando es la siguiente vivienda que les enseñamos de 56 m2, vean:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Para más información e imágenes: Vía

Empresas colaboradoras: