10 m2

Cuando optamos por vivir en una vivienda tan reducida como la que les mostramos a continuación es necesario cumplir tres premisas (cuanto menos) y son las siguientes:

1)Jugar con la altura, esto es, utilizar el espacio vertical, así logramos optimizarlo, le sacamos el máximo partido.

2)Utilizar gamas de colores que transmitan mucha luz. El color blanco para pintar paredes y mobiliario es idóneo. Si nos decantamos por amueblar el hogar en madera que sea de la tonalidad más clara.

3)No ser exagerados con la decoración, un exceso de elementos ahoga el ambiente y crea una sensación contraria a la que queríamos conseguir. Un toque minimalista es una opción acertada para este tipo de espacios.

Un ejemplo de vivienda de tan sólo diez metros cuadrados que cumple con los consejos que les hemos dado es la siguiente:

1

 

2

 

3

 

4

 

5

 

6

 

7

8 9

 

10 11

 

12 13

 

Vía: Ekenstam

Empresas colaboradoras: